Hemos venido de lejos
a Pisuerga cual Belén.
Yo en coche por Zaragoza,
desde el Norte Juan Miguel;
acompaaada de Lola,
tú Tante, de noche en tren.
¡Eran fríos los caminos!

Publicado en Poesía

Alfredo Rubio de Castarlenas

Los hombres no nos damos cuenta. No lo hemos sentido nunca. No lo hemos vivenciado pues. Sólo nos ha tocado esta peligrosidad de refilón y entonces nos hemos podido quedar sorprendidos y perplejos. Pero luego... se piensa: ¡cosas de la vida! Y muchos se han consolado pronto.

Publicado en Artículos

Mi buen Martín Descalzo,
desde Roma a ahora
¡cuánta distancia andada,
cuánto Concilio!
pero el dolor de dentro
siempre lo mismo.
¡Cuánto me alegra que quedaras
de aquel verso tan-bien-herido!

Publicado en Poesía

No es bueno, no,
que el ser humano
¡quien quiera que sea, hombre o mujer,
camine solo por el mundo!

Publicado en Poesía

Cierro la puerta.
Me quedo solo.
Me envuelvo de silencio.
Cierro los ojos.
Y me tumbo en la alfombra
y a poco...

Publicado en Poesía

391229 316940281735603 685223776 nJavier Bustamante, poeta

Cuando nos abrimos verdaderamente al silencio comenzamos a percibir que realmente somos una unidad. Estamos conformados por una cantidad de materia perfectamente organizada, delimitada y orgánicamente funcional. La cual es animada por reacciones electroquímicas que obedecen a cierta información que emiten centros neuronales... Y todo esto avanzando en el tiempo, irrumpiendo en aquello que llamamos duración.

Somos seres inscritos en el espacio y en el tiempo. Sujetos a unos límites de volumen y peso que alcanzarán una duración limitada. La conciencia de estas coordenadas vitales nos abren a la percepción de una tercera fuerza o ímpetu, la de la trascendencia. Los seres humanos, conscientes de nuestros límites, vamos más allá de ellos y percibimos que podemos desplazarnos y dejar huella. Huella que muchas veces perdura más que nuestra existencia o que es capaz de llegar más lejos que nosotros en el espacio.

Publicado en Artículos

Esta noche, Señor, de pronto
la nada se abrazó a mi cuerpo.
Y me ahogaba, Señor...
¡Cómo pesa la nada!

Publicado en Poesía

David Martínez García

EDITORIAL OCTUBRE 2016 red

¡Cuántas veces hemos oído y utilizado la expresión “carpe diem”!

Literalmente significa “tomar el día”. Normalmente la asociamos a las expresiones: aprovecha el tiempo y no confíes en el mañana, o vive cada momento de tu vida como si fuera el último. Estas expresiones incorporan en sí mismas toda una ideología sobre lo efímera que es la vida. Una forma de vida popularizada en la película “El club de los poetas muertos”, protagonizada por Robin Williams.

Publicado en Editorial

Y yo, me moriré
y las grandes peras de agua
cada septiembre
irán llenado de maravilla
la boca de los niños. 

Publicado en Poesía