Bien asentadas tierras sobre rocas;
buen aguante al temblar de los cipreses.
Ciudad-navío con sus cien banpreses
para el vaivén de teresianas tocas,

Publicado en Sonetos

Ven Ángel, ángel de mí.
¡Hazme dormir! Estoy
cansado del bregar del día
y acaso por eso mismo no duermo.

Publicado en Poesía

Ven Ángel, ángel de mí.
Hazme dormir! Estoy
Cansado del bregar del día
y acaso por eso mismo no duermo.
No sé cómo te llamas.
Un día me lo dirás, cuando pueda verte,
Tú tan invisible.

Publicado en Poesía