Evento

Título:
231 Cena Hora Europea: «¿Por qué y cómo nos comunicamos?»
Fecha:
18.10.2018 8:00 pm - 11:00 pm
Copiar a:

Descripción

Captura de pantalla 2018 09 21 a las 11.28.15Una óptima relación humana favorece avanzar en la comunicación entre personas. Proponemos hablar en esta Cena entorno de una sociedad evolucionada en que la relación transversal de las personas se ve más necesaria que nunca. El clasismo crea unas distancias en que la dignidad de la persona se menosprecia a favor de un mantenimiento de desniveles humanos que acostumbra a crear rivalidades. Por otra parte, el individualismo, afortunadamente hoy, la sociedad lo va poniendo más en cuestión. Se supone que su fuerza queda en evidencia y se debilita a favor de grupos intermedios, asociaciones, ONGs que llevan a una abertura social. 

Tener consciencia de aceptar a los demás solo es posible porque son vivientes, es decir, existen y son iguales en dignidad, ya que por el hecho de ser humanos llevamos el sello humano: la racionalidad y la capacidad de emocionarse, de sufrir o de alegrarse… Esta  dignidad hace que nadie se sienta por encima de ningún otro elemento accidental: raza, grupo social, cargo, nivel cultural, género… Anteponer estos elementos por encima de la igualdad en dignidad es un obstáculo para toda relación. No se puede negar la realidad de la autoridad que es diferente al «poder», que este puede arraigar en unas bases que exageran la relación humana por tal de dominar al otro. El «poder» acostumbra a conseguir la sumisión del inferior.  Es bueno reconocer y admirar que hay personas que despuntan profesionalmente, que las hay que son pioneras en el mundo empresarial, universitario o laboral, que tienen cargos… pero es fundamental tomar consciencia que el concepto de fraternidad social excluye celos extraños que también podrían malmeter las relaciones sociales.  Esta humildad socialante «castas» y grupos que promueven rivalidades entre hombres y mujeres, de padres a hijos, de dirigentes de empresa y trabajadores, de personas inmigradas… tiene que coger fuerza para aplanar situaciones conflictivas. La humildad existencialgenera un buen entendimiento,hace superar miedos y envidias, crea gozo en compartir más los bienes y trabajar por actitudes sociales sin miedos, abre paso a unos vínculos nuevos entre los ciudadanos dejando a un lado las actitudes de orgullo y de soberbia.  >La igualdad en las relaciones humanas, para que tenga contenido y llegue a los demás, exige que las personas crean en la capacidad de superarse y que reconozcan que hay unos valores que enriquecen la vida y que se pueden transmitir a los demás y que sirven para animar la comunicación. Relacionarse a menudo supone abrir puertas a la imaginación y a la creatividad y ponerlas con confianza en manos de otros. 

¡Cuánta aspereza hay entre personas porque no les gusta como son los demás y tienen prisa en que cambien! Y, no hay propósito de superación personal porque uno se cree que es perfecto y los otros están equivocados.

Algunas de las preguntas que planteamos:
¿Las relaciones transversales pueden ayudar a hacer una nueva sociedad?
¿Se tendría que repensar el concepto de «poder»?
¿Se enseña a aprender a vivir y a convivir con los demás para relacionarse mejor?

Josep M. Forcada

Comentarios